top of page

Muslo de pollo al horno con salsa de limón, mostaza y miel




Dificultad: fácil / Tiempo de preparación: 30 min / Raciones: 1 ración individual


La versatilidad de los muslos queda más que clara echando un vistazo por nuestro recetario. Mucho más sabrosos que la pechuga, más cómodos y menos grasos que los contramuslos, cocinados al horno con una aromática salsa tenemos la comida o la cena resuelta. A pesar de tener un poco más de grasa que la pechuga, no sería problema consumir este corte de en vez en cuando. Podemos dejar la carne marinando unas horas con la preparación antes de hornear, pero si no tenemos tiempo también quedan estupendos asándolos directamente. No hace falta dorar los muslos antes al fuego: un golpe de gratinador al final de la cocción es suficiente para disfrutar de un pollo bien dorado y crujiente. Una guarnición de vegetales será el acompañamiento perfecto.





Información nutrcional



Calorías 332 kcal


Proteínas 23,6 g


Carbohidratos 33,6 g


Grasas 15,6 g


Para esta receta necesitas los siguientes ingredientes: .


  1. 3 g de Ajo.

  2. 50 g de Caldo vegetal.

  3. 100 g de Zanahorias.

  4. 10 g de Miel.

  5. 10 g de Aceite de oliva.

  6. 10 g de Mostaza.

  7. 5 g de Vinagre de manzana.

  8. 3 g de Tomillo.

  9. 100 g de Limón.

  10. 100 g de Pollo - muslo.


¿Cómo la preparo?


1-Precalentar el horno a 200º C. Lavar, secar y pelar las zanahorias, troceadas en piezas de tamaño medio. Pelar los dientes de ajo. Exprimir el zumo de limón en un cuenco (usar 1 y 1/2 o 2 si fuera muy pequeño o pobre en líquido) y batir con la miel, la mostaza, el vinagre y el aceite de oliva.

2-Verter sobre el pollo y embadurnar bien. Si hacemos este paso con tiempo, tapar y guardar en la nevera unas horas o toda la noche. Dejar atemperar un poco mientras se precalienta el horno antes de asar.

3-Disponer el pollo con todos los jugos del marinado en la fuente, añadir la zanahoria, los ajos y el tomillo.

4-Regar con el caldo, reservando un poco. Bajar la temperatura a 180ºC y hornear durante 20 minutos. Con cuidado, dar la vuelta a cada pieza y continuar horneando 20-25 minutos más, echando más líquido si hiciera falta.



¿Cómo acompañar esta receta?


Para la cena, esta receta no necesita más para ser un plato saciante, pero siempre podemos enriquecer el menú con una guarnición de arroz integral, puré de patatas, cuscús, quínoa o una deliciosa ensalada fresca. Otra opción sería triturar la zanahoria, o parte, con los jugos de la fuente para hacer una sabrosísima salsa sobre la que repartir los muslitos. Si la dejamos más espesa, tendremos un puré de zanahoria lleno de sabor.

Si te gusta el pollo no puedes dejar de probar la Pizza de pollo y Hamburguesas de pollo que te encantarán.

Opinión de nuestro Expert Nutricional


Una receta con pollo, como ingrediente principal, pero en una versión diferente. Una verdadera delicia, es un plato alto en proteínas y contiene solo 330 calorías. En estos casos siempre es importante agregar condimentos naturales que aportan una explosión de sabores y ayudan a reemplazar el sabor a sal, en este caso el tomillo aporta un sabor espectacular. Esta receta está hecha con pollo, pero lo puedes cambiar por otra carne blanca magra como pavo o cerdo, queda buenísimo también. Todas esas carnes pertenecen al mismo grupo así que si haces un intercambio nutricionalmente mantiene todos sus valores. ¡Anímate a probar diferentes opciones!


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


Transforma tu vida y siéntete mejor que nunca desde hoy mismo.

bottom of page