top of page

Ensalada de tomate, melocotón y mozzarella con aliño, receta para aprovechar la fruta.



Dificultad: fácil / Tiempo de preparación: 30 min / Raciones: 1 ración individual



Es llegar el verano y lanzarnos a preparar ensaladas día sí y día también. No hay que olvidarse de ellas durante el resto del año, pero en estos meses la variedad de frutas y verduras es tan amplia y da tanto juego que es fácil conseguir combinaciones interesantes como es el caso de esta ensalada de tomate, melocotón y mozzarella con aliño picante. Incorporar fruta a recetas saladas es un acierto. Si nunca lo has hecho, recomendamos que lo pruebes. En el caso concreto de las ensaladas, aportan frescura, equilibrio y ligereza al conjunto. Y si añades unas hojas de albahaca fresca tienes la jugada perfecta. En esta receta el melocotón, que se puede sustituir por albaricoque o ciruela amarilla, ayuda a reducir el punto picante del aliño sin restar un ápice de sabor. Aprovechad los productos de temporada para preparar esta ricura de ensalada de tomate, melocotón y mozzarella con aliño picante. Un acierto seguro y es perfecto como guarnición.



Información nutricional


Calorías 294 kcal


Proteínas 11,4 g


Carbohidratos 34,2 g


Grasas 14,6 g


Para esta receta necesitas los siguientes ingredientes: .


  1. 3 g de Albahaca.

  2. 10 g de Miel.

  3. 31 g de Vinagre de manzana.

  4. 10 g de Aceite de oliva.

  5. 41 g de Queso mozzarella light.

  6. 100 g de Tomate cherry.

  7. 200 g de Melocotón.


¿Cómo la preparo?


1-Comenzamos por el aliño y, para ello, mezclamos el aceite con el vinagre, la miel y un pellizco de sal. Batimos con unas varillas para que se integren bien todos los ingredientes.

2-Colocamos la mitad del aliño en un cuenco grande. Pelamos los melocotones y los cortamos en gajos. Los podemos dejar sin pelar, en este caso habrá que lavarlos y secarlos bien.

3-Lavamos y cortamos los tomates: los cherry por la mitad. Incorporamos al cuenco con el aliños y removemos bien. Dejamos reposar cinco minutos. Trasladamos la mezcla aliñada a una fuente de servir.

4-Troceamos la mozzarella colocando porciones por toda la superficie. Repartimos también las hojas de albahaca fresca y, por último, regamos con el resto del aliño. Servir inmediatamente.



¿Cómo acompañar esta receta?


Si apetece un comer ligero, la verdad es que un plato de ensalada de tomate, melocotón y mozzarella se basta y sobra para dejar el estómago contento. Eso sí, hay quienes se pueden quedar silbando y necesitan de un segundo plato para completar el menú. En este caso, es perfecto para acompañarlo con una porción de proteína animal o vegetal, podría ser pavo, pollo o un pescado magro a la plancha; o tofu o seitán.


Opinión de nuestro Expert Nutricional


Es importante que el queso sea light, ya que contiene mucha menos grasa que la mozzarella común. Son pequeños cambios que realmente hacen que disminuyan las calorías, y en cuanto al sabor no se nota la diferencia. En estos casos siempre es importante agregar condimentos naturales que aportan una explosión de sabores y ayudan a reemplazar el sabor a sal, en este caso la albahaca aporta un sabor espectacular.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


Transforma tu vida y siéntete mejor que nunca desde hoy mismo.

bottom of page