top of page

3 consejos para salir del sedentarismo

El sedentarismo es quizás una palabra que hemos escuchado con algo de frecuencia cada vez mayor en estos últimos años, considerando que la tecnología cada día avanza a un paso muy rápido y esto, aunque nos facilite mucho más el trabajo y otras actividades que antes requerían un mayor esfuerzo, a muchos los a encapsulado en un estilo de vida sedentario.





La RAE lo define como “Poca agitación o movimiento” en otras palabras, es pasar un lapso prolongado de tiempo sin realizar alguna actividad física como un deporte, bailar, correr o simplemente trabajar de una manera que tu cuerpo active todo el sistema. El sedentarismo aumenta el riesgo de padecer diversas enfermedades. Según la OMS el 6% de las muertes anuales (3.5 millones de personas) son productos de enfermedades como sobrepeso, ataques cardíacos, hipertensión, diabetes, perdida de masa muscular y debilidad en el sistema óseo, sistema inmune y circulatorio además de aumentar el riesgo de enfermedades mentales como ansiedad y depresión.


Ahora bien, ya que sabemos el riesgo que proporciona tener una vida sedentaria y lo que es.


¿Cómo somos responsables de autopromover nuestro propio sedentarismo?


La televisión:

Todos amamos una tarde Netflix, o una buena película de Hollywood, pero horas prolongadas sentado o acostado frente a este dispositivo electrónico, hacen de ello algo que, sin darnos cuentas, nos atrapa en un estado sedentario casi a diario.



Teléfonos:

Una herramienta casi indispensable en la actualidad para nuestro día a día, pero debemos controlar el tiempo que pasamos concentrados en el, puesto que estudios afirman que fácilmente pueden ocupar de 5 a 8 horas en nuestra rutina. Tiempo que pudiéramos invertir en algún tipo de actividad física.


La manera de transportarnos:

Autos, trenes, autobuses han facilitado y acortado el tiempo de nuestros destinos, pero el uso de estos, nos a hecho olvidar que existen otros medios de transporte, que aparte de ser generosos con el medio ambiente, lo son también con nuestros cuerpos, un par de días que camines (de tener la posibilidad) o vayas al trabajo en bicicleta no caen nada mal, todo lo contrario, estarás ejercitando todo tu sistema y te ahorraras al mes dinero en combustible o pasajes.


Videojuegos:

La juventud hoy en día no tiene la misma manera de jugar que hace 30 años atrás, las canicas, escondidas, juegos al aire libre en sentido general, ya no son tan llamativos como una consola o un juego de PC, y aunque no necesariamente signifique que este sea el problema, las horas prolongadas al igual que con otros dispositivos, si lo son; Así que como todo lo demás, debemos estar atentos de la cantidad de horas que pasamos en él.


Encontramos muchas otras causas que promueven el sedentarismo como la falta de constancia y el autosabotaje (temas hablados en blogs anteriores).


¿Cómo puedo salir de este círculo vicioso de sedentarismo?


Lo primero para corregir cualquier efecto negativo en nuestras vidas, es identificarlo y reconocerlo, ya siendo consientes del mismo podemos empezar a trabajar en el aplicando ciertos cambios pequeños en nuestras rutinas como, por ejemplo:



1) Mantente en movimiento:

Así de simple como se escucha, un par de metros caminando te caerán excelente y será uno de los primeros cambios que harán que tu metabolismo comience a activarse. Si no tienes el tiempo de trotar a diario al menos 30 minutos al día, asegúrate de usar escaleras en lugar de ascensor, si vas a la vuelta de la esquina a tu trabajo o a realizar cualquier asunto en particular, procura caminar un par de cuadras en vez de usar el transporte público o tu vehículo, levántate a buscar las cosas en lugar de pedírselas a alguien o estirar los brazos haciendo maromas para alcanzarlas; Te aseguro que tu cuerpo empezara a notar estos pequeños cambios.


2) Deja un rato a un lado los dispositivos electrónicos:

Gran parte de nuestro tiempo diario, es gastado en equipos electrónicos, que, aunque como lo comentábamos previamente se han vuelto de gran ayuda para nuestras actividades diarias, tanto como laborales como de entretenimiento, es bueno en ocasiones hacer pausas de estos, para dedicar ese tiempo en actividades física o deportes que son de gran necesidad para nuestro cuerpo y una manera de dejar atrás el sedentarismo.


3) Come sano y ejercítate:

Muchas veces colocamos excusas inconscientes para evitar hacer algún deporte, desde falta de tiempo, trabajo, o simplemente diciendo: “No es lo mío” cuando la realidad es que en gran parte de las veces, si tenemos ese tiempo para realizar una actividad al aire libre, preparar una comida sana y empezar algún deporte, pero causales como la falta de constancia, de autoestima, o el sedentarismo, provocan que nuestra salud se vean afectada. Llevar una vida con buenos hábitos depende solo de nosotros, de nuestro esfuerzo, constancia y disciplina. Elegir alimentos sanos, que nos aporten valor nutricional, llevar una rutina de ejercicios que podamos cumplir con el tiempo, son formas de promover calidad de vida.


Así que coloquemos ese granito de arena para lograr el cambio que tanto buscamos, recuerda que para lograr resultados diferentes es necesario realizar acciones distintas. ¡Vamos por ello!


La falta de actividad destruye la buena condición de todo ser humano, mientras que el movimiento y el ejercicio físico lo conserva. -Platón

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


Transforma tu vida y siéntete mejor que nunca desde hoy mismo.

bottom of page