top of page

Lubina guisada con patatas, cebolla y guisantes, receta sin horno




Dificultad: fácil / Tiempo de preparación: 30 min / Raciones: 1 ración individual


Hoy vamos a preparar una lubina guisada con patatas, cebolla y guisantes que puedes preparar como plato único para una comida o una cena ligera, sin necesidad de más ingredientes, salvo algo de pan para disfrutar también de la salsa. La lubina es un pescado que suele prepararse al horno. Sin embargo, la lubina queda también estupenda cuando se prepara en cazuela guisándola lentamente.

La lubina tiene una textura firme y sabor suave, ideal para servir a los niños, ya que no contiene espinas indeseables.

Se trata de un pescado blanco y magro, que va muy bien si estas cuidándote con las comidas y buscas perder peso. Es un pescado fuente de proteínas de alta calidad y minerales esenciales.

¡Anímate a preparar esta espectacular receta!


Información nutricional


Calorías 295 kcal


Proteínas 30,8 g


Carbohidratos 34,4 g


Grasas 3,8g



Para esta receta necesitas los siguientes ingredientes:



  1. 60 g de Zanahorias.

  2. 80 g de Guisantes frescos o congelados.

  3. 80 g de Patatas.

  4. 120 g de Lubina.

  5. 100 g de Caldo vegetal.

  6. 35g de Cebollas.


¿Cómo lo preparo?


1-Cortamos las patatas en rodajas muy finas para que se puedan cocinar en poco tiempo sin quedar crudas.

2-Picar la cebolla y la doramos en una cazuela. Sobre la cebolla dorada, colocamos las patatas y la zanahoria troceada, tras remover un par de minutos agregamos el caldo.

3-Tapamos la cacerola y dejamos cocinar durante diez minutos, mientras cortamos la lubina en porciones. Para ello, separamos los dos lomos y partimos cada uno en dos trozos. Añadimos el pescado y dejamos que se cocine 5 minutos con la piel arriba. Luego damos la vuelta al pescado con cuidado de que no se parta.

4-Agregamos los guisantes y el perejil picado y volvemos a tapar la cacerola. Tras cinco minutos más, el pescado estará listo para comer. Si en el proceso vemos que falta líquido se puede agregar agua.

5-Probamos que las patatas estén tiernas, partiéndose con el canto de una cuchara y si todo está en su punto, apagamos el fuego y dejamos que repose tapado otros diez minutos para que los sabores se asienten.


¿Cómo acompañar esta receta?


Es un plato que es excelente como plato único ya que es súper completo, contiene proteínas, carbohidratos y verduras. Realmente no le falta nada más para que sea perfecto. En temporada de verano te proponemos que lo acompañes con una deliciosa limonada o agua saborizada casera, son opciones frescas que acompañarían muy bien este plato. Y en invierno puedes comer de entrada una pequeño tazón de crema de verduras, bien caliente para combatir el frio.


Opinión de nuestro Expert Nutricional


Esta receta es una explosión de sabores, para reducir el consumo de sodio una buena manera es utilizar hierbas aromáticas que resaltan un sabor único. La lubina es un pescado blanco cuya carne blanca y compacta, así como su sabor fino y delicado, hacen que sea un producto muy apreciado por el público en general. En su composición destacan su elevado contenido en proteínas de alta calidad. Además, es rico en una gran variedad de minerales, tales como el yodo, el fósforo, el potasio y el magnesio. Por su parte, el calabacín que acompañan a la lubina va a enriquecer el plato en fibra, vitaminas y sustancias antioxidantes, muy beneficiosas para la salud.




10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Transforma tu vida y siéntete mejor que nunca desde hoy mismo.

bottom of page