top of page

Ensalada de pollo al pesto, receta para unas pechugas de pollo muy jugosas



Dificultad: fácil / Tiempo de preparación: 20 min / Raciones: 1 ración individual

El aspecto no será el más apetitoso del mundo, pero es lo que tiene la textura del pollo desherbado bien embadurnado con una deliciosa salsa de pesto. Es una receta bien fácil que nos permite aprovechar ingredientes, y preparar una buena cantidad para tomar tal cual o combinar en infinidad de platos. Podríamos elaborar la receta cocinando las pechugas como quisiéramos, por ejemplo a la clásica plancha o usando la comodidad del horno, aunque probablemente nos quedarían algo secas. Pero con esta deliciosa salsa quedarán bastante húmedas y estarán perfectas para combinar con una buena ensalada fresca para esta temporada de primavera-verano. ¡Anímate a preparar esta receta!



Información nutricional


Calorías 165 kcal


Proteínas 31 g


Carbohidratos 8,3g


Grasas 1,9 g Para esta receta necesitas los siguientes ingredientes:

  1. 3 g de Ajo.

  2. 30 g de Queso de Burgos desnatado.

  3. 50 g de Zumo de limón.

  4. 121 g de Pollo - pechuga.

  5. 5 g de Albahaca.

¿Cómo la preparo?


1-Combinar el agua con la sal en una cazuela amplia hasta disolverla. Añadir la pechuga de pollo enteras, limpias, y calentar el fuego. Cocinar las pechugas en el agua hasta que estén cocidas.

2-Sacar las pechugas del agua y dejar que se enfríen sobre una tabla con papel de cocina sobre una rejilla, unos 5 minutos, hasta que no quemen demasiado. A continuación, desherbar con uno o dos tenedores, separando las fibras en tiras del tamaño que se prefiera. 

3-Mezclar en un cuenco todos los demás ingredientes de la salsa con una varillas o cuchara, agregar el queso, la albahaca troceada, el ajo picado y el zumo de limón. Si quieres que quede una pasta más homogénea puedes triturar todo con una licuadora o procesador. Una vez lista agregar la salsa al pollo desherbado y remover hasta integrar homogéneamente.

¿Cómo acompañar esta receta? La textura jugosa de la carne magra de pollo combinada con la sabrosa salsa a base de pesto proporcionan un plato que se devora por sí solo, perfecto para tener en la nevera y solucionarnos la cena o cualquier almuerzo rápido. Pero podemos ir más allá y convertir esta ensalada de pollo en relleno para alguna verdura como tomate o calabacín, sándwiches, bocadillos o incluso crepes.

Si te gusta el pollo no puedes dejar de probar la Pizza de pollo y Hamburguesas de pollo que te encantarán.


Opinión de nuestro Expert Nutricional


Una receta con pollo, como ingrediente principal, pero en una versión estilo italiano. Una verdadera delicia, es un plato alto en proteínas y contiene solo 165 calorías. Es importante que el queso sea desnatado, ya que contiene mucha menos grasa que la versión original. Son pequeños cambios que realmente hacen que disminuyan las calorías, y en cuanto al sabor no se nota la diferencia. En estos casos siempre es importante agregar condimentos naturales que aportan una explosión de sabores y ayudan a reemplazar el sabor a sal, en este caso la albahaca y el ajo aportan un sabor espectacular. Esta receta está hecha con pollo, pero lo puedes cambiar por otra carne blanca magra como pavo o cerdo, queda buenísimo también. Todas esas carnes pertenecen al mismo grupo así que si haces un intercambio nutricionalmente mantiene todos sus valores. ¡Anímate a probar diferentes opciones!



10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


Transforma tu vida y siéntete mejor que nunca desde hoy mismo.

bottom of page