top of page

Pollo encebollado en 3 simples pasos



Dificultad: fácil / Tiempo de preparación: 20 minutos / Raciones: 1 ración individual



Esta pechugas de pollo encebollado con un toque de caldo son una de las recetas que destacan por su sencillez y sabor. Una combinación de pocos ingredientes que llegarán para convertirse en una de las recetas más deseadas de nuestra cocina. El pollo es un ingrediente básico, asado, en salsa, con un poco de condimentos o al horno, estará impresionante. Vamos a usar las pechugas para crear la base de esta receta cargada de buenas sensaciones con una aliada que nunca fallará, la cebolla. El ajo, por su parte, también aportará un sabor delicioso. Con una guarnición de vegetales quedará un plato súper completo, delicioso y bajo en calorías. Atrévete a probar las mejores pechugas de pollo encebollado caseras del mundo.



Información nutricional



Calorías 285 kcal


Proteínas 29 g


Carbohidratos 14,2 g


Grasas 12,7 g




Para esta receta necesitas los siguientes ingredientes:


  1. 100 g de Caldo vegetal.

  2. 120 g de Pollo - pechuga.

  3. 10 g de Aceite de oliva.

  4. 100 g de Cebollas.

  5. 3 g de Ajo.


¿Cómo lo preparo?

1-Pelar y picar la cebollas, repetiremos la operación con los dientes de ajo. Preparamos una sartén con aceite de oliva. Rehogar la cebolla y el ajo. Seguimos con las pechuga de pollo.

2-Salpimentar la carne y la ponemos con la cebolla y el ajo, cuando estén blanditos. Sellaremos la carne para que nos quede jugosa por dentro. Cuando tenemos la carne sellada, le añadimos el caldo.

3-Será el momento de dejar que se cocine poco a poco. A fuego lento, se tardarán unos minutos en obtener unas pechugas de pollo encebollado. 


¿Cómo acompañar esta receta? Una de la mejores cualidades de esta receta es que admiten muchos acompañamientos. Con una ensalada fresca como una Ensalada detox, verduras salteadas o una guarnición como Gratén de berenjenas, calabacín y lentejas tendremos un plato saludable y completo, perfecto para un almuerzo y cena. Si las haces más en invierno las puedes acompañar de un delicioso puré de patatas y espinaca, o de zanahoria y calabaza. Si te gustó esta receta y te encanta comer pollo no puedes dejar de probar el Pastel de calabacín y pollo, pizza de pollo y Pollo a la huertana.

Opinión de nuestro Expert Nutricional

El pollo es una carne muy magra perfecta para incorporar a tu alimentación. Así mismo, es una carne de muy fácil digestión y es bien tolerado por quienes sufren de trastornos digestivos ya que su tejido conectivo es fácil de desintegrar. El ajo, también protagonista en este plato, contiene propiedades antiinflamatorias, antihipertensivas y antibacterianas, entre otras.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Transforma tu vida y siéntete mejor que nunca desde hoy mismo.

bottom of page